Jardín San José

En el barrio marginado de La Reliquia viven más de 40.000 personas. La situación se agravó e intensificó tras la invasión 13 de Mayo. La gente vive en condiciones infrahumanas. Falta el agua potable, no hay alcantarillado, y sobre todo los niños sufren de malnutrición y enfermedades. La miseria conmovió a la Fundación a establecer en el sector un segundo jardín. Bajo la gestión de la Hna. Dora Ramos de la comunidad Hijas de Jesús de Kermaria trabajan además cinco profesoras y una cocinera para los niños hasta seis años.